Disco sobre la Resistencia

Hola , somos un grupo de la UAM-I que ha realizado un disco de datos sobre la desobediencia y la resistencia civil pacífica. Consideramos que la difusión de este material para la discusón es importante. El disco esta disponible en el correo que aprece al final y si alguna pagina quiere subirlo mucho mejor.

PRESENTACIÓN

El movimiento cívico-político que se ha despertado en México desde el 2 de julio de 2006 contra el fraude electoral y la imposición de un gobierno ilegítimo, optó desde el primer momento por la vía de la resistencia civil pacífica. La larga experiencia de luchas populares permitió a los participantes comprender el significado de esa línea de acción, la resistencia civil pacífica, contra sucesivas decisiones que se iban tomando desde las instituciones del Estado y que configuraban la maquinación fraudulenta.

La ausencia de una sociedad civil fuerte no había permitido el desarrollo de una reflexión en la izquierda mexicana sobre los conceptos de resistencia y desobediencia civil. Las tácticas o formas de lucha se han practicado siempre en los movimientos sociales, pero no dentro de una concepción que impugne al conjunto del sistema político mexicano, que le ha negado al pueblo los derechos establecidos en la Constitución Política a partir del principio de la soberanía popular.

Ahora está claro para una gran parte de la sociedad mexicana que de lo que se trata, no es sólo de ganar unas elecciones, sino de instaurar por fin un régimen democrático que ya está definido en sus bases dentro de la Constitución, pero que ha sido burlado históricamente por oligarquías, por un partido de Estado y ahora por una derecha golpista. Esta lucha histórica de largo plazo requiere de encontrar los fundamentos de legitimidad y legalidad de un movimiento que impugna todo un sistema completo apropiado y corrompido por una minoría privilegiada.

Por eso nos hemos dado a la tarea de compilar un conjunto de documentos que tratan sobre la desobediencia civil contra leyes concretas injustas, contra decisiones injustas de las autoridades y sobre la resistencia contra la injusticia generalizada cometida por un sistema político.

La mayor parte de estos textos se han producido en países donde existe una democracia consolidada, es decir, en Estados donde rige realmente la democracia representativa y que, por tanto, reconocen y respetan todos los derechos humanos, incluyendo la disidencia política. Otros textos se originan en países latinoamericanos donde se viven condiciones similares a las nuestras de antidemocracia y desigualdad social, en donde las comunidades enfrentan no sólo a ciertas autoridades, sino al Estado en su conjunto. En los regímenes antidemocráticos la resistencia civil se propone implantar los derechos humanos individuales y colectivos, en primer término el principio de la soberanía popular con sus derechos derivados: el sufragio libre, universal y auténtico para elegir gobernantes y representantes, que es la condición fundacional de la democracia representativa y participativa.

En las democracias consolidadas se habla de desobediencia civil como una parte del derecho a la disidencia política, con el fin de corregir la imperfecciones del sistema, pero aceptando los principios éticos y políticos de la democracia. En cambio, en los regímenes antidemocráticos donde desde el poder del Estado se niegan la democracia y los derechos humanos, se usa más propiamente el concepto de resistencia civil a un orden tiránico o dictatorial.

En la literatura aquí reunida se debate sobre una serie de conceptos como el de desobediencia civil y, en menor medida, de resistencia civil, conceptos asociados a muchos otros como son: la legitimidad o ilegitimidad del poder político, obediencia, desobediencia y objeción de conciencia; la justicia o injusticia, la soberanía del pueblo o la imposición, derechos humanos o el abuso de poder, legalidad o ilegalidad de los actos de autoridad, la violencia y la acción no-violenta, y así, muchos otros.

De entrada hay que saber que los problemas debatidos en los documentos por lo general parten de la situación de los países desde donde se elaboran. Sin embargo, hay un sustrato común en todos los escritos, la aspiración a una democracia cada vez más amplia basada en la participación de los ciudadanos en la vida colectiva. De todo ello tenemos que aprender, puesto que entramos en un proceso de construcción de una democracia verdadera e integral.

Así pues, debemos encontrar la teorización apropiada a la situación mexicana por la que atravesamos. Desde nuestro punto de vista, el movimiento por la democracia es al mismo tiempo de desobediencia y de resistencia civil. Nosotros defendemos los principios democráticos establecidos en la Constitución, luchamos por el restablecimiento de la legalidad y de la legitimidad del poder del Estado, reivindicamos la justicia social y la participación política de la ciudadanía. En consecuencia nos negamos a reconocer la desnaturalización de la democracia que en la práctica ha impuesto la clase dominante, corrompiendo a las instituciones y volviéndolas contra el pueblo, de lo cual resulta un golpe de Estado de apariencia legal que impone un gobierno ilegítimo puesto que surge de un fraude electoral. De ahí que el movimiento cívico de hoy encare simultáneamente una doble estrategia de desobediencia a un poder ilegítimo y de resistencia civil contra la opresión y la explotación de todo un pueblo, y por la restauración y ampliación del orden democrático.

La selección de textos que presentamos está dividido en dos partes: La primera se compone de la teoría contemporánea de la desobediencia civil, consistente en una serie de argumentaciones teóricas inspiradas en las formulaciones clásicas en torno a la desobediencia civil (Thoreau, Gandhi), y su evolución hasta llegar a los problemas y discusiones de actualidad (Rawls, Dworkin, Arendt, Habermas). La segunda parte versa sobre la praxis de la desobediencia civil referente a las acepciones del poder y múltiples estrategias y tácticas de lucha, finalizando con algunas experiencias latinoamericanas de resistencia contra el neoliberalismo.

El ordenamiento de los textos responde a la necesidad de emprender una reflexión teórica que ilumine la práctica de la resistencia, y el fortalecimiento de una capacidad crítica del movimiento cívico frente a la derecha. Así, la primera parte comienza con un orden teórico que va de lo simple a lo complejo, con el propósito de facilitarle al lector el manejo de un creciente número de conceptos y problemas.

En la segunda parte presentamos un ordenamiento que va de los manuales (cuatro textos) a las experiencias (cuatro textos) en situaciones particulares. Los manuales son herramientas que se pueden adaptar a cualquier situación, en cambio las experiencias nos muestran la inventiva original de las formas de acción creadas en situaciones específicas.

Sin embargo, el ordenamiento de los textos es una simple sugerencia ya que el lector siempre podrá leer los textos en el orden que prefiera, y con esa idea ofrecemos una presentación técnica.

Hemos escogido la forma de electrónica para esta compilación de textos en un disco compacto (CD), con el fin de disminuir costos teniendo en cuenta el volumen de páginas, así como para facilitar la difusión inmediata y de manera extensiva en el territorio nacional.

Para facilitar la selección de lo que se quiere leer presentamos resúmenes de cada texto. El conjunto de los resúmenes está reunido en un archivo independiente, con el fin de que pueda utilizarse como un texto aparte. El archivo Resúmenes comienza con un índice en el que aparecen los títulos de cada documento. Cada título está marcado en azul, y con solo darle un clic lleva al resumen respectivo. Al final del resumen aparece otro hipervínculo que regresa al mismo índice.

Para ingresar al texto completo se puede hacer de dos modos: desde el INDICE, donde cada título tiene dos vínculos, uno en formato de Word y otro en formato de Pdf. Haciendo clic en uno u otro aparece el texto deseado. También se puede ingresar al texto completo en Word desde el resumen, haciendo clic sobre la leyenda "Ir al texto completo".

La intención de presentar los documentos en formato de Word permite la manipulación del texto para imprimir, marcar y comentar; además de ser el formato más común. La presentación en formato Pdf es con el fin de hacer más fácil la circulación vía Internet, ya que dicho formato es más compacto y agiliza su envío por correo electrónico.

La selección de artículos no es exhaustiva, simplemente presentamos lo que a nuestro juicio es adecuado a nuestra problemática actual. En futuras presentaciones daremos a conocer muchos otros documentos considerados clásicos del pasado y del presente, con el propósito de enriquecer en el menor tiempo posible la cultura democrática de nuestro pueblo.
----------------------------------------

TALLER DE INVESTIGACIÓN OBRERA

Coord. Dr. Armando Rendón Corona [1]
Roberto Ramírez Alcántara
Ricardo Romano Castro
José Luis Ríos Vera
Marisol García Acosta
Ismael Osuna Durán

Email: desobedienciacontraelfraude @gmail.com

El Derecho de Rebelión

por Ricardo Flores Magón

Desde lo alto de su roca el Buitre Viejo acecha. Una claridad inquietante comienza a disipar las sombras que en el horizonte amontonó el Crimen, y en la lividez del pasaje parece adivinarse la silueta de un gigante que avanza: es la Insurrección. El Buitre Viejo se sumerge en el abismo de su conciencia. Urga los lodos del bajo fondo; pero nada halla en el fondo de aquellas negruras que le explique el porqué de la rebelión. Acude entonces a los recuerdos; hombres y cosas y fechas y circunstancias pasan por su mente como un desfile dantesco: pasan los mártires de Veracruz, pálidos, mostrando las heridas de sus cuerpos recibidas una noche, a la luz del farolillo, en el patio de un cuartel por soldados borrachos mandados por un jefe borracho tambiénde vino y de miedo; pasan los obreros de "El Republicano", lívidos, las ropas humildes y las carnes desgarradas por los sables y las bayonetas de los esbirros; pasan las familias de Papantla, ancianos, mujeres, niños, acribillados a balazos: pasan los obreros de Cananea, sublimes en susacrificio, chorreando sangre: pasan los trabajadores de Río Blanco, magnifícos, mostrando las heridas denunciadoras del crimen oficial; pasanlos mártires de Juchitán, de Velardeña, de Monterrey, de Acuyacan, de Tomochic; pasan Ordoñez Olmos y Contreras, Rivero Echegara y, Martínez,Valadés, Martínez Carreón: pasan Ramírez Terón, García de la Cadena, RamónCorona: pasan Ramírez Bonilla, Albertos, Kankum, Leyva, Lugo: pasan legiones de espectros, legiones de viudas, legiones de huerfános, legionesde prisioneros y el pueblo entero pasa desnudo, macilento, débil por la ignorancia y el hambre. El Buitre Viejo alisa con rabia las plumas alborotadas por el torbellino de los recuerdos, por encontrar en éstos el porqué de la Revolución. Su conciencia de ave de rapiña justifica la muerte. ¿Hay cadáveres? La vida está asegurada. Así viven las clases dominantes: del sufrimiento y de la muerte de las clases dominadas, y pobres y ricos, oprimidos y déspotas, en virtud de la costumbre y de las preocupaciones heredadas, consideran natural este absurdo estado de cosas. Pero un día uno de los esclavos toma el periódico y lo lee: es un periódico libertario. En él se ve cómo el rico abusa del pobre sin más derecho que el de la fuerza y la astucia; en él se ve cómo el gobierno abusa del pueblo sin otro derecho que el de la fuerza. El esclavo piensa entonces, y acaba por concluir que, hoy como ayer, la fuerza es soberana, y, consecuente con su pensamiento, se hace rebelde. A la fuerza no se le domina con razones: a la fuerza se le domina con la fuerza. El derecho de rebelión penetra en las conciencias, el descontento crece, el malestar se hace insoportable, la protesta estalla al fin y se inflama el ambiente. Se respira una atmósfera fuerte por los efluvios de rebeldía que la saturan y el horizonte comienza a aclararse. Desde lo alto de su rocael viejo buitre acecha. De las llanadas no suben ya rumores de quejas, ni de suspiros ni de llantos: es rugido el que se escucha. Baja la vista y se estremece: no percibe ni una sola espalda: es que el pueblo se ha puesto de pie. Bendito momento aquel en que un pueblo se yergue. Ya no es el rebaño de lomos tostados por el sol, ya no es la muchedumbre sórdida de resignados y de sumisos, sino la hueste de rebeldes que se lanza a la conquista de la tierra ennoblecida porque al fin la pisan hombres. El derecho de rebelión es sagrado porque su ejercicio es indispensable para romper obstáculos que se oponen al derecho de vivir. Rebeldía, grita la mariposa al romper el capullo que la aprisiona: rebeldía, grita la yema al desgarrar la recia corteza que le cierra el paso: rebeldía, grita el grano en el surco al agrietar la tierra para recibir los rayos del sol: rebeldía, grita el tierno ser humano al desgarrar las entrañas maternas: rebeldía, grita el pueblo cuando se pone de pie para aplastar con tiranos y explotadores. La rebeldía es la vida: la sumisión es la muerte. ¿Hay rebeldes en un pueblo? La vida está asegurada y asegurados están también el arte y la ciencia y la industria. Desde Prometeo hasta Kropotkin, los rebeldes han hecho avanzar a la humanidad. Supremo derecho de los instantes supremos en la rebeldía. Sin ella, la humanidad andaría perdida aún en aquel lejano crepúsculo que la historia llama la Edad de Piedra; sin ella la inteligencia humana hace tiempo que habría naufragado en el lodo de los dogmas; sin ella, los pueblos vivirían aún de rodillas ante los príncipes de derecho divino; sin ella, esta América hermosa continuaría durmiendo bajo la protección del misterioso océano; sin ella, los hombres verían aún perfilarse los recios contornos de esa afrenta humana que se llamó la Bastilla. Y el Buitre Viejo acehca desde lo alto de su roca, fija la sanguijolenta pupila en el gigante que avanza sin darse cuenta aún del por qué de la insurrección. El derecho de rebelión no lo entienden los tiranos.